Herramientas Personales

Tema 1. Características funcionales del aparato circulatorio

Acciones de Documento
  • Enviar esto
  • Imprimir esto
  • Content View
  • Bookmarks

Volver al Índice de Temas

 

PDF-iconDescargar Tema 1 completo en formato PDF


El aparato cardiovascular tiene las mismas funciones básicas descritas para la sangre ya que es el aparato donde ésta va a ser transportada:

  • 1. Transporte de nutrientes a las células de los tejidos.
  • 2. Transporte de productos de desecho metabólicos.
  • 3. Participación en mecanismos homeostáticos como la regulación de la temperatura, regulación del equilibrio hídrico, etc.
  • 4. Participación en la defensa y comunicación en el organismo, transportando células y moléculas de defensa y hormonas.
  • 5. Participación en la reproducción al proporcionar el mecanismo de erección del pene. Estas importantes funciones se llevan a cabo por las dos piezas que componen este aparato: el corazón, que actúa como bomba impelente-aspirante, y una red de distribución constituida por los vasos sanguíneo.

 

1.1 Organización general del aparato circulatorio

 

1.1.1  El corazón

El corazón es un órgano muscular (miocardio), situado en el mediastino medio, cubierto en parte por los pulmones, que tiene como misión impulsar la sangre para ser distribuida a los tejidos. Tiene cuatro cámaras o cavidades, dos aurículas y dos ventrículos, separadas por un tabique muscular, y a su vez las aurículas están separadas de los ventrículos por un plano valvular: las válvulas aurículoventriculares. La sangre venosa procedente de la circulación de todo el cuerpo, vuelve al corazón por las venas cavas superior e inferior entrando por la aurícula derecha (AD). Por la vena cava superior ingresa la sangre que procede de la cabeza y los brazos y por la cava inferior la sangre que proviene del abdomen y las piernas. Esta sangre es pobre en oxígeno pues ha dejado parte de el en el organismo. Desde la aurícula, a través de una válvula (tricúspide) la sangre pasa a otra cámara del corazón, el ventrículo derecho (VD) y de aquí, a través de la válvula pulmonar, por la arteria pulmonar llega a los pulmones, donde se carga de oxígeno que tomamos en la respiración. La sangre, ya oxigenada, vuelve al corazón, a la aurícula izquierda (AI), por las venas pulmonares (dos izquierdas y dos derechas). Desde aquí, pasando por la válvula mitral, llega al ventrículo izquierdo (VI), que es el principal motor impulsor de la sangre hacia el resto del cuerpo, desde donde, a través de la válvula aórtica sale la sangre oxigenada para ser distribuida a los diferentes órganos. La función de las válvulas auriculoventriculares es la de evitar el reflujo hacia las aurículas cuando se produce la sístole ventricular. Las válvulas semilunares (aortica y pulmonar) realizan la misma función entre las arterias aorta y pulmonar y ventrículos en la diástole. La unidireccionalidad sanguínea se debe al sistema de válvulas. El corazón está envuelto por el pericardio que forma una cavidad membranosa en la que hay una pequeña cantidad de líquido (líquido pericárdico) que sirve de lubricante y amortiguador de los movimientos cardiacos. Esta superficie pericárdica tiene una parte de la membrana que envuelve el corazón (pericardio visceral), para luego hacer un repliegue formando el pericardio parietal. El pericardio además de facilitar la movilidad del corazón, actúa como sistema de control limitante para la distensión cardiaca que se produce con el llenado sanguíneo.

 

Imagen1.1

 

1.1.2  Sistema vascular

El sistema circulatorio constituido por las arterias y las venas, tiene una gran capacidad para adaptarse a las distintas necesidades del organismo.

 

Imagen1.2

 

Se distinguen dos circuitos, la circulación pulmonar, que va desde el VD hasta la AI pasando por el pulmón para oxigenar la sangre, y la circulación sistémica que se inicia en el VI y finaliza en la AD y distribuye la sangre al resto de los órganos del cuerpo. Desde el corazón (VI) la sangre sale por la arteria aorta que se va dividiendo en arterias más pequeñas hasta llegar a arterias microscópicas llamadas arteriolas, que son vasos de resistencia responsables de regular el flujo sanguíneo. Estas terminan en unos vasos muy finos llamados capilares, vasos de intercambio, que forman como una extensa red de distribución para todos los tejidos corporales. La sangre es recogida de los tejidos mediante los capilares venosos, red que va confluyendo en vasos venosos cada vez mayores constituyendo las vénulas, la confluencia de éstas, da lugar a venas mayores hasta formar las venas cava superior e inferior que conducen la sangre a la aurícula derecha del corazón. Las paredes de los vasos (arteria, arteriolas, capilares, vénulas y venas) esencialmente tienen la misma constitución:

  • 1. Túnica íntima, constituida por células endoteliales, en contacto con la sangre.
  • 2. Túnica media, formada por tejido muscular que contiene elastina y fibras de colágeno, y está rodeada en ambas caras por tejido elástico.
  • 3. Túnica adventicia, capa de tejido conectivo, que tiene la misión de fijar el vaso sanguíneo en su sitio. Estos vasos se diferencian en el porcentaje de cada uno de los componentes, lo que proporciona las características particulares de funcionamiento a los diferentes vasos sanguíneos.
 
Imagen1.3
 

La pared arterial tiene gran cantidad de tejido elástico y muscular liso, lo que permite a la arteria cambiar su calibre (dilatarse y contraerse) adaptándose a la cantidad de sangre que transporta y facilitando la impulsión del bolo sanguíneo. Las arteriolas por su parte, a diferencia del resto de las arterias, tienen mayor proporción de tejido muscular y por ello se contraen ó se dilatan más intensamente regulando el flujo de sangre. Los capilares no tiene células musculares y su pared está compuesta solamente por el endotelio con una sola capa de células planas, rodeada por la membrana basal sobre la cual se sustentan. En general, la pared capilar es permeable dado que sus células tienen pequeños poros. Las venas se caracterizan por tener paredes finas, pero con células musculares que les permite aumentar o disminuir su calibre. Al ser poco consistentes, sus paredes se colapsan si están vacías aunque también pueden dilatarse mucho y aumentar su volumen varias veces, actuando como reservorio sanguíneo.

Copyright 2014, por los autores de los cursos. Cite/attribute Resource. , Borge, M. J. N. (2011, May 11). Tema 1. Características funcionales del aparato circulatorio. Retrieved November 01, 2014, from OCW Universidad de Cantabria Web site: http://ocw.unican.es/ciencias-de-la-salud/fisiologia-humana-2011-g367/material-de-clase/bloque-tematico-1.-fisiologia-del-aparato/tema-1.-caracteristicas-funcionales-del-aparato-1/tema-1.-caracteristicas-funcionales-del-aparato. Esta obra se publica bajo una licencia Creative Commons 4.0. Creative Commons 4.0