Tema 10. Las obras públicas, un recurso patrimonial

  

   

Las políticas de conservación y de valorización del patrimonio cultural desarrolladas en Europa se caracterizan, a partir de la década de 1980, por la extensión que ha experimentado el concepto mismo de patrimonio. De posiciones restrictivas se ha pasado a actitudes más amplias, lo que ha incrementado sensiblemente las categorías de bienes que son objeto de protección en cada país. Hasta entonces, los responsables de la conservación del patrimonio –que se denominaba histórico y artístico– centraban su atención en los monumentos singulares, considerados obras culminantes de la creatividad humana y con preferencia en aquellos que simbolizaban el poder civil (castillos, fortificaciones, residencias palatinas…) o religioso (catedrales, monasterios, ermitas…), algún conjunto urbano de excepcional interés desde el punto de vista arquitectónico, y, como mucho, alguna construcción modesta a causa de su interés arqueológico o antigüedad.

Así, los catálogos oficiales donde se recopilaban los monumentos sujetos a protección no reflejaban la realidad del patrimonio arquitectónico de cada país. Además, los complicados mecanismos de selección no hacían sino acentuar el carácter selectivo de las listas: las arquitecturas populares tan abundantes en el medio rural o las de carácter anónimo que forman el entorno y dan su justa dimensión a los monumentos singulares en el medio urbano, las obras más recientes que tanto han contribuido a definir la fisonomía de Europa, todas escapaban a la noción entonces vigente de patrimonio y quedaban desprovistas de protección legal, al margen de los programas de salvaguarda y rehabilitación. En este contexto, las construcciones técnicas e industriales carecían de carta de ciudadanía, hasta el punto de que cuando comienza a conocerse y reconocerse su interés se habla de “castillos industriales”, en un claro intento por extender a estas obras el prestigio de lo que entonces se consideraba arquetipo del patrimonio arquitectónico.

Mediada la década de 1980 las acciones llevadas a cabo por el Consejo de Europa contribuyeron manera decisiva al reconocimiento de nuevas categorías de patrimonio histórico, y en ellas tuvieron un papel fundamental la opinión pública y los movimientos ciudadanos, y que permitió el establecimiento de una filosofía que inspiró a las políticas europeas de conservación y revitalización de estos bienes, y que culminó jurídicamente en el Convenio para la Salvaguarda del Patrimonio Arquitectónico de Europa (Granada, 1985) firmado inicialmente por diecisiete estados miembros, entre ellos España.

La evolución del concepto influyó también en el tratamiento y utilización de estos bienes. De la mera conservación museística o arqueológica se ha pasado a una conservación activa y funcional, que busca la inserción del patrimonio en la vida social y económica, que les procura un uso y unas funciones concretas compatibles con su propia naturaleza. Ello supone un cambio cualitativo, se pasa de considerar el patrimonio como una reliquia del pasado a entenderlo como factor de progreso, como instrumento al servicio de la comunidad, como bien susceptible de procurar una rentabilidad económica además de cultural.

En el Convenio de Granada, y a partir de él, se puso especial énfasis en tres nuevas categorías de patrimonio: la arquitectura vernacular y rural, la arquitectura contemporánea y de épocas recientes, y las construcciones de carácter industrial y técnico, esta última la más novedosa por extender, por vez primera, el concepto de patrimonio a las construcciones de ingeniería en el conjunto de las llamadas obras públicas. Este tipo de patrimonio en España ya había sido objeto de una labor pionera de identificación y catalogación (Informe sobre la situación del patrimonio técnico e industrial en Europa, M. Wehdorn y J.A. Fernández-Ordóñez, 1984), y a partir de ella se reivindica a las obras públicas como una nueva dimensión del patrimonio cultural europeo. El trabajo pone de manifiesto la riqueza cuantitativa y cualitativa de este patrimonio, en especial en los países europeos meridionales. La simple toma de conciencia con respecto a su existencia y valoración supuso ya una extensión considerable de lo que tradicionalmente se ha considerado arqueología industrial, tanto a nivel funcional –a la noción puramente industrial se añaden las obras y construcciones de ingeniería civil– como cronológico –comprende todas las obras públicas desde la antigüedad hasta nuestros días–. Obras públicas que salvo contadísimas excepciones no estaban incluidas en el concepto tradicional de patrimonio arquitectónico.

El valor científico, estético, simbólico y de uso de esta clase de bienes, su propia dimensión cultural, están ya fuera de toda duda y exigen su integración en la políticas de protección, con todo lo que ello supone a la hora de definir, identificar y profundizar en su conocimiento, de sensibilizar a la opinión pública, de establecer y usar la necesaria cobertura legal para las acciones encaminadas a su salvaguarda y conservación, y de implicar en todo ello a sus propios artífices, los ingenieros civiles. Los bienes que constituyen las obras públicas excluyen, por definición, una conservación meramente arqueológica o de museo, por el contrario, exigen una conservación activa que pasa por una utilización adecuada. Muchas veces son bienes situados en lugares despoblados, sin vigilancia y no siempre con fácil acceso. De ahí que su utilización permanente constituya la mayor garantía de supervivencia y conservación. Pero ello exige un conocimiento técnico muy perfeccionado y una formación especializada por parte de quienes estén llamados a intervenir.

El Informe de 1984 alertaba sobre los riesgos a que estaban expuestos, aún hoy lo están, estas obras públicas: estado general de abandono, falta de conciencia sobre su valor, ausencia de presupuestos y programas específicos para su conservación y rehabilitación, legislación poco adecuada, y falta de formación y sensibilización entre los propia profesión de la ingeniería civil. Para atajar este panorama se propusieron recomendaciones, como la necesidad de profundizar en el conocimiento de estos bienes con vistas a una conservación activa y funcional que permita su utilización efectiva; o como la formación de inventarios, premisa indispensable para las políticas de conservación; o la transferencia de información, medios y técnicas entre los países europeos. De ahí la pertinencia de trabajar desde la base, en la formación del futuro graduado en ingeniería civil.

Rehabilitar el patrimonio existente, también el de las obras públicas, se perfila como una alternativa real y sostenible frente a los retos profesionales, sociales y económicos que se plantean en el ejercicio de la ingeniería. Se necesita capacitación para valorar y cuantificar determinadas patologías, o instrumentar una solución para un problema concreto, u ofertar una solución económica a costes razonables. Y también hay que ser competente en otros aspectos como el conocimiento y la aplicación de conceptos y metodologías relativas a la identificación, valoración y análisis del patrimonio de las obras públicas. El análisis histórico realizado a lo largo del programa de esta asignatura y las competencias adquiridas con el estudio de otras materias de la titulación, todo ello es conocimiento que aquí puede ponerse en acción.

Al concluir el estudio de este tema, que recoge todos los aspectos patrimoniales analizados a lo largo de los otros temas, el alumnado será conocedor de que la irrupción de las construcciones de ingeniería en el conjunto de las llamadas obras públicas ha servido para definir mejor el concepto de patrimonio y para ampliar sus categorías, dando cabida también a los aspectos territoriales y paisajísticos; asumirá el análisis histórico como una herramienta pertinente para su valoración; y será consciente de que el ingeniero civil debe implicarse en el reconocimiento y salvaguarda del patrimonio por él mismo generado y que para ello precisa disponer de herramientas, hábitos y formación que posibiliten el ejercicio de su profesión teniendo en cuenta la situación de estos bienes y el alcance de sus acciones y decisiones.

   

Contenidos

1. El patrimonio, un concepto en evolución. De la idea de monumento a los conceptos de patrimonio histórico y bien de interés cultural.

2. La arqueología industrial y el patrimonio de las obras públicas.

3. El patrimonio cultural y las instituciones. Documentos, cartas y declaraciones.

4. La legislación sobre patrimonio cultural.

5. Las obras públicas como monumentos singulares: el ejemplo de los puentes.

6. Los repertorios de obras públicas con interés patrimonial. Inventarios y catálogos. Confección, uso y difusión.

7. Yacimientos de información para el estudio y la valoración de las obras públicas.

8. Patrimonio de las obras públicas, territorio y paisaje.

9. Los estudios informativos y de impacto ambiental, documentos competentes en la identificación y valoración del patrimonio de las obras públicas.

10. La intervención en el patrimonio, conceptos e ideas básicas.

11. La conservación, restauración y rehabilitación del patrimonio. Criterios y estrategias de intervención. Evolución histórica y panorama actual.

   

Referencias

  • AGUILAR CIVERA, I. (1998): «Arquitectura industrial: concepto, método y fuentes». Valencia, Diputació de Valencia.

  • AGUILAR CIVERA, I. (2005): «100 elementos del paisaje valenciano. Las obras públicas». Valencia, Conselleria d'Obras Públiques, Urbanisme i Transport.

  • AGUILAR CIVERA, I. (2009): «Ingenieros y artífices en la obra pública de la Comunidad Valenciana. De la Ilustración a los albores de la modernidad». Valencia, Consejería de Infraestructuras y Transporte.

  • AGUILÓ, M. (1999): «El paisaje construido, una aproximación a la idea de lugar». Madrid, Colegio de Ingenieros de Caminos.

  • AGUILÓ, M. (1999): «El patrimonio histórico de los puentes». JAFO. Homenaje a José Antonio Fernández Ordóñez. Madrid, Colegio de Ingenieros de Caminos. Pp. 275-283.

  • AGUILÓ, M. (Ed.) (2005): «Paisajes culturales». Madrid, Colegio de Ingenieros de Caminos.

  • ALVARADO BLANCO, S. et al. (1989): «Puentes históricos de Galicia». Xunta Galicia.

  • ÁLVAREZ ARECES, M.A. (2007): «Arquitecturas, ingenierías y culturas del agua». Gijón, INCUNA.

  • ÁLVAREZ ARECES, M.A. (2011): «Arquitectura industrial: restauración y conservación en tiempos de crisis». Ábaco, Revista de Cultura y Ciencias Sociales, 70.

  • ALVAREZ ENJUTO, J. M. (Coord.) (1994): «Puentes de EspañaI». FCC.

  • ANDRÉS, C. (1989): «Puentes históricos de la comunidad de Madrid». Madrid, Comunidad de Madrid.

  • «150 ANYS d’Obres publiques a las Illes Balears» (1996). Palma de Mallorca, Colegio de Ingenieros de Caminos.

  • BALAGUER CAMPHUIS, E. (Coord.) (1991): «Conservación, rehabilitación y gestión de puentes». Madrid, MOPU.

  • BALLART, J. (1997): «El patrimonio histórico y arqueológico. Valor y uso». Barcelona, Ariel.

  • BALLESTER, J.M. (1985): «Las obras públicas: una nueva dimensión del patrimonio». Los cuadernos de Cauce 2000.

  • BALLESTER, J.M. (1997): «El patrimonio industrial y técnico, memoria de Europa. Políticas y prácticas del Consejo de Europa». OP, 41. Pp. 4-9.

  • BARBERO, J.C. (2003): «La memoria en imágenes. Notas para una teoría de la restauración». Madrid, Polifemo.

  • BERROCAL, A. et al. (2011): «Patrimonio rural disperso». Fundación Miguel Aguiló.

  • BESTUÉ, I. et al. (2006): «Breve guía del patrimonio hidráulico de Andalucía». Sevilla, Junta de Andalucía.

  • BONET CORREA, A. (2003): «El papel de los ingenieros de caminos en las obras públicas españolas». El patrimonio histórico de la ingeniería civil en la Comunidad Valenciana. Valencia, Colegio de Ingenieros de Caminos. Pp. 246-254.

  • BOSCH REIG, I. (2011): «La ruina como valor añadido en el patrimonio. El non-finito». OP, 92. Pp. 86-95.

  • CAPITEL, A. (1992): «Metamorfosis de monumentos y teorías de la restauración». Madrid, Alianza.

  • CHÍAS NAVARRO, P. et al. (2004): «Los caminos y la construcción del territorio en Zamora: catálogo de puentes». Zamora, IEZ.

  • DURÁN FUENTES, M. (2011): «Experiencias en la restauración de puentes y caminos históricos». OP, 92. Pp. 32-41.

  • ESPAÑOL ECHANIZ, I. (1998): «Las obras públicas en el paisaje: guía para el análisis y evaluación del impacto ambiental en el paisaje». Madrid, MFOM.

  • ESTEBAN CHAPAPRIA, V. (2011): «La restauración en los puertos, vínculo con la ciudad». OP, nº92. Pp. 78-85.

  • FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ, J.A. (1985): «Un nuevo patrimonio: las antiguas obras públicas europeas». MOPU, 321. Pp. 3.

  • FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ, J.A. (Dir.) (1985): «Catálogo – inventario histórico de los puentes de Andalucía». Provincia de Granada. Diputación de Granada.

  • FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ, J.A. (1995): «Obras públicas y monumentos». Revista de Obras Públicas, 3347. Pp. 7-13.

  • FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ, J.A. & MARTINEZ CALZÓN, J. (1991): «Cuatro ejemplos de rehabilitación de antiguos puentes». OP, 19. Pp. 60-71.

  • FERNÁNDEZ TROYANO, L. (1985): «El patrimonio histórico de las obras públicas y su conservación: los puentes». Informes de la Construcción, vol. 37, nº 375. Pp. 5-55.

  • FERNÁNDEZ TROYANO, L & MANTEROLA, J. (1985): «Actuaciones en puentes históricos». OP, 19. Pp. 46-57.

  • FERNÁNDEZ TROYANO, L. (2011): «Intervenciones en los puentes de piedra». OP, 92. Pp. 42-49.

  • FERRI, M. (Coord.) (2003): «La construcción del territorio valenciano. Patrimonio e historia de la ingeniería civil». Valencia, Colegio de Ingenieros de Caminos.

  • GARCIA DE MIGUEL, J.M. (2011): «La conservación del patrimonio de la obra civil al inicio del siglo XXI y sus riesgos». OP, 92. Pp. 4-11.

  • GONZÁLEZ TASCÓN, I. (2001): «El patrimonio de la ingeniería». El enfoque técnico integral del patrimonio histórico. Madrid, Gabinete de Estudios de Ingeniería.

  • GONZÁLEZ-VARAS, I. (1999): «Conservación de bienes culturales: teoría, historia, principios y normas». Madrid, Cátedra.

  • GRATTESAT, G. (1982): «Ponts de France». Paris, Presses ENPCh.

  • HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ, F. (2002): «El patrimonio cultural: la memoria recuperada». Gijón, Trea.

  • «La obra pública patrimonio cultural» (1986). (Exposición Museo Arqueológico Nacional), Madrid, CEHOPU.

  • «La ingeniería: aportación y percepción de valor» (2009). INECO-TIFSA. Madrid.

  • LÓPEZ, M. & SÁNCHEZ LÁZARO, T. (1997): «Fuentes e inventarios del patrimonio español de las obras públicas». OP, 41. Pp. 36-49.

  • MACARRÓN, A.M. (1998): «La conservación y la restauración en el siglo XX». Madrid, Tecnos.

  • MARISTANY, M. (1998): «Els ponts de pedra de Catalunya». Generalitat Catalunya.

  • MARTÍNEZ DE PISÓN, E. (1997): «El paisaje, patrimonio cultural». Revista de Occidente, 194-195. Pp. 37-49.

  • MARTÍNEZ VÁZQUEZ DE PARGA, R. (1996): «Las obras públicas, un patrimonio poco valorado». OP, 38. Pp. 86-89.

  • MARTÍNEZ VÁZQUEZ DE PARGA, R. (1999): «La defensa del patrimonio de las obras públicas». JAFO. Homenaje a José Antonio Fernández Ordóñez. Madrid, Colegio de Ingenieros de Caminos. Pp. 315-322.

  • MARTÍNEZ, J. M. y SERRA, J. (2006): «Los puentes de hierro de la ribera del Xúquer». Valencia, Mancomunidad de la Ribera Alta.

  • MENÉNDEZ DE LUARCA, J.R. (2000): «La construcción del territorio: mapa histórico del noroeste de la Península Ibérica». Barcelona, Lunwerg.

  • MONIZ, C. (Coord.) (2002): «Patrimonio histórico hidráulico de la cuenca del Guadalquivir». Madrid.

  • MONTERROSO MONTERO, J.M. (2002): «Protección y conservación del patrimonio: principios teóricos». Santiago de Compestela, Tórculo, Ed.

  • NAVARRO VERA, J.R. (2011): «Los ingenieros de caminos y el patrimonio de la ingeniería: de Alejandro Millán a José Antonio Fernández Ordóñez». OP, 92. Pp. 12-19.

  • NÚÑEZ, J. (1997): «Catálogo de puentes de Guipúzkoa anteriores a 1900». San Sebastián, Gobierno Vasco.

  • «Obras Públicas en Andalucía» (Exposición) (2002). Madrid, CEHOPU.

  • «Monográficos sobre El patrimonio de las Obras Públiocas» (1997). OP. Revista del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, 40 y 41.

  • PRADE, M. (1988): «Les ponts monuments historiques: inventaire, description, historie des ponts et ponts aqueducs de France». Paris, Errance.

  • RIVERA, J. (Coord.) (2003): «Nuevas tendencias en la identificación y conservación del patrimonio». Valladolid, Universidad de Valladolid.

  • RODRÍGUEZ, F.J. et al. (2007): «Análisis y valoración del patrimonio histórico de las carreteras españolas (1748-1936)». Madrid, Ministerio de Fomento.

  • RUBIATO LACAMBRA, F. (2005): «Los puentes del Guadalquivir». Madrid, Colegio Ingenieros Caminos.

  • RUI-WAMBA, J. (1999): «La rehabilitación del puente de hierro sobre el Duero en Zamora». JAFO. Homenaje a José Antonio Fernández Ordóñez. Madrid, Colegio de Ingenieros de Caminos. Pp. 323-330.

  • RUIZ-BEDIA, M. et al. (2007): «Fuentes para el estudio de la construcción de infraestructuras hidráulicas antiguas». V Congreso Nacional de Historia de la Construcción. Madrid.

  • RUIZ-BEDIA, M. (Dir.) (2009): «Antiguas infraestructuras y aprovechamientos hidráulicos en los ríos de Cantabria». Madrid, Ministerio de Fomento.

  • RUIZ-BEDIA, M. (2012): «Los recursos patrimoniales de la ingeniería civil, otra ventana a la sociedad». Actas del VI Congreso Nacional de la Ingeniería Civil. Valencia.

  • SABATÉ, J. (2004): «Paisajes culturales. El patrimonio como recurso básico para un nuevo modelo de desarrollo». Urban, 9. Pp. 8-29.

  • SÁNCHEZ LÁZARO, T. (1997): «Las carreteras españolas del siglo XX». OP, 41. Pp. 76-81.

  • TILLY, G. (2001): «Conservation of bridges». New York, Gifford.

  • UREÑA FRANCÉS, J.M. (2003): «Ingeniería del territorio. La convivencia de las obras históricas y recientes. Criterios para su proyecto». Obras públicas en España. Fotografías de J. Laurent (1858-1870). Ciudad Real, Universidad de Castilla-La Mancha. Pp. 61-67.

  • «Valoración del patrimonio territorial y paisajístico: valle del Nansa y Peñarrubia. Proyecto Patrimonio y Territorio» (2009). Santander, Fundación Marcelino Botín.

  • Opandalucia. Programa de investigación y difusión de las obras públicas de Andalucía.

  • Cuadernos del Museo del Transporte. Cátedra Demetrio Ribes, UVEG-FGV.

  • Fundación Miguel Aguiló. Página web de la Fundación para la investigación del patrimonio y paisaje construidos.

  • Patrimonio Cultural. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Área de Patrimonio Histórico.

  • UNESCO. Página web de la «Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura».

  • Council of Europe. Página web del «Consejo de Europa».

  • ICOMOS. Página web del «International Council on Monuments and Sites».

  • Cultures-routes. Página web del «European Institute of Cultural Routes».

  • IAPH. Página web de la «Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico».

  • Patrimonio Cultural en Cantabria. Clasificación de los Bienes Culturales de Cantabria.

  • INCUNA. Página web de la «Asociación de Arqueología Industrial».

  • Hispania Nostra. Defensa y Promoción del Patrimonio Cultural y Natural.

Última modificación: miércoles, 10 de mayo de 2017, 12:18