Módulo 6. Oraciones subordinadas adjetivas

Tal como su nombre indica, estas oraciones desempeñan con respecto a la principal la función propia del adjetivo, es decir, la de Complemento del nombre. Se denominan también “de relativo” debido a que generalmente van introducidas por el pronombre relativo qui, quae, quod, aunque también puede ser su subordinante un relativo-indefinido (quisquis, quicumque…) o un adverbio relativo (ubi, unde, quo, qua…).

El relativo tiene un antecedente, es decir, un sustantivo o un pronombre mencionado en la oración principal, al que hace referencia. Ambos conciertan siempre en Género y Número, pero no en Caso, pues cada uno va en el que le corresponda a sus respectivas funciones, el antecedente en la oración principal y el relativo en la subordinada. Por tanto, el caso puede coincidir o no.

Ej.:

  • Homo (nominativo), cui (dativo) noces, senex est (=el hombre al que perjudicas es un anciano)
  • Librum (acusativo) legi quem (acusativo) mihi dedisti (=He leído el libro que me diste)

 

Modos

El modo de las oraciones adjetivas o de relativo propiamente dichas es el Indicativo, como los ejemplos que acabamos de indicar. Pero existe otro tipo de oraciones con matiz circunstancial, que llevan el verbo en Subjuntivo, aunque se pueden traducir en Indicativo. Ese matiz puede ser final, causal, concesivo, consecutivo y condicional.

Ejs.:

  • Final: Legatos, qui auxilium a senatu peterent, misit (= Envió legados que/para que pidieran ayuda al senado)
  • Causal: Me caecum qui haec ante non viderim (=ciego de mí, que/porque no lo vi antes)
  • Concesivo: Peccatum suum, quod celari posset, confiteri maluit (=Aunque podía ocultarlo, prefirió confesar su error)
  • Consecutivo: Nemo talis est qui te vituperet (=no hay nadie tal/de tal carácter que te reprenda)
  • Condicional: Haec qui dicat, errabit (=El que diga eso / Si dice eso se equivocará)

 

Última modificación: viernes, 9 de junio de 2017, 13:28